lunes, 23 de julio de 2012

Los bancos rescatados en todo el mundo han colaborado a evadir 26 billones de euros a paraísos fiscales

Los mismos bancos que han protagonizado los grandes rescates gubernamentales en el mundo son quienes lideran las operaciones de evasión de impuestos, ayudados por bufetes de abogados y firmas de contabilidad de esos mismos países, que buscan y aprovechan las lagunas legales transfronterizas, según un informe publicado por `Tax Justice Network´, una red mundial para la lucha contra la economía sumergida y el dinero negro con sede en Londres.

Las denuncias realizadas con reiteración en los últimos tiempos por los inspectores de Hacienda españoles se ven confirmadas por los datos de este informe.

Así, los clientes de la banca mantienen, según estas estimaciones, cerca de 26 billones de euros ocultos en medio centenar de paraísos fiscales (jurisdicciones ‘offshore’). El propio informe considera que este resultado es muy cauteloso, ya que los técnicos están convencidos de que “estos datos están muy por debajo de la realidad” y que “la gente no tiene idea de cuán injusta es la situación de desigualdad que crea.
Este informe, elaborado a partir de datos procedentes de distintas fuentes, entre ellas del Fondo Monetario Internacional (FMI), sugiere que para muchos países en desarrollo el valor acumulado del capital que ha salido de sus fronteras desde la década de los años setenta sería más que suficiente para pagar lo que deben al resto del mundo. Los técnicos han utilizado varios métodos de estimación independientes y el nivel de datos más grande que jamás se ha manejado sobre este asunto ha permitido realizar prospectivas sobre el agujero negro.

Este informe centra nuestra atención sobre un enorme "agujero negro" en la economía mundial que hasta ahora no se había medido y que representa la riqueza sumergida privada, y las enormes cantidades de ingresos no gravados que produce.

Advierte el informe, que estos datos se publican en un momento en que los gobiernos de todo el mundo carecen de recursos, y los contribuyentes son más conscientes que nunca de los costos de la desigualdad económica.

El director del informe, James Henry, antiguo economista jefe de la consultora McKinsey, explica que una vez que se analizan estos resultados, se entiende que muchos de los actuales países deudores podrían ser ricos, pero esta riqueza está oculta en los paraísos fiscales en manos de sus propias élites económicas y de sus banqueros privados. “De hecho, el mundo en desarrollo en su conjunto ha sido un acreedor importante del mundo desarrollado desde hace más de una década”, afirma.

Esto significa que este es realmente un problema de justicia tributaria, no es simplemente un problema de deuda para los países que tienen que pagar sus deudas  y afrontar las exigencias fiscales para acabar con las emisiones que producen el cambio climático.

Los diez principales bancos privados: UBS, Credit Suisse, HsBC, Deutsche Bank, BNP Paribas, JPMorganChase, Morgan Stanley, Wells Fargo, Goldman Sachs y Pictet han gestionado más de 4,8 billones de euros en 2010, con un fuerte crecimiento desde 2005 en que se estiman que sumaban 1,8 billones, según indica el informe. El Banco de Santander ocupa el puesto número 20,

‘Tax Justice Network’ denuncia, además, resulta escandaloso que las instituciones oficiales como el Banco de Pagos Internacionales, el FMI, el Banco Mundial, la OCDE y el G-20, así como los principales bancos centrales, hayan dedicado muy pocos recursos a investigar en este sector. Este escándalo se agrava por el hecho de que ellos ya tienen muchos de los datos necesarios para calcular lo que está ocurriendo con más cuidado. “Por razones que ellos sabrán, han tolerado el crecimiento del dinero evadido a los paraísos fiscales durante demasiado tiempo”, concluye el informe.

El informe calcula que los países petroleros han sufrido la evasión de capitales y menciona, por ejemplo, que de Rusia han salido desde principios de años noventa en torno a 600 millones de euros o de Arabia Saudí  220.000 millones de euros desde mediados de los pasados años setenta.

Los miembros de ‘Tax Justice Network’ provienen de círculos académicos, profesionales, del sector financiero, de ONG de ayuda al desarrollo, de sindicatos, entidades religiosas, de la política y de movimientos sociales.

Xavier Gil Pecharromán
Intelligence and Capital News Report (ICNR)
http://www.icnr.es/articulo.php?n=120723045502